Anclajes

Los anclajes son elementos que se utilizan para mantener la estabilidad de los taludes, muros de hormigón, pantallas de micropilotes...

Pueden tener carácter permanente o provisional según su utilidad o situación.

Su ejecución consiste con la perforación al talud con la inclinación y longitud establecidas en el proyecto, posteriormente se colocan los cables o barras de acero con un alto límite elástico, a continuación se inyecta una lechada correspondiente y finalmente se tensa el anclaje hasta la llegar a la tensión exigida. Para los tensados de anclajes permanentes, el proyecto establece seguimientos periódicos a realizar.